Plantas Medicinales: Un Laboratorio Perfecto

Las plantas son un verdadero laboratorio que, a través del agua que absorben del suelo, del dióxido de carbono que toman del aire y en una verdadera reacción de alquimia, los transforman en glucosa, que es almacenada por ellas en forma de almidón, como reserva para cuando se la requiera.

Todo este trabajo se realiza gracias a una reacción llamada fotosíntesis, donde el factor más importante es la energía aportada por el sol, que se ve facilitada por la intervención de un pigmento verde que solo tienen las plantas, me refiero a la clorofila.

La glucosa es un azúcar simple, origen de toda la vida en la tierra, y es a partir de ella que las plantas -por intermedio de su metabolismo- generan los llamados metabolitos secundarios, los que en la misma no cumplen un papel importante, pero que sí son el origen de una gran parte de los medicamentos que se encuentran en el mercado farmacéutico. Lee el resto de esta entrada »

Tintura de Romero para Dolores Reumáticos

En algunos lugares se le llama roca marina y hierba de incienso, nombres que armonizan admirablemente con este bello y angelical arbusto. El “príncipe de las aromáticas”, como se le ha llamado también, desempeñaba una función importantísima en las ceremonias de la antigüedad. Con él se trenzaban coronas para las jóvenes desposadas y era a la vez símbolo del matrimonio, del amor y de la muerte. Los faraones del antiguo Egipto mandaban poner un ramo de romero en su tumba, para perfumar su viaje al país de los muertos.
En el siglo XIV, una reina se enamoró literalmente de esta planta, a los 72 años, Isabel de Hungría, martirizada por la gota y el reumatismo, recobró la juventud gracias a ella, hasta el extremo de que el rey de Polonia la pidió en matrimonio.
Desde entonces todos alababan las virtudes del “agua de la reina de Hungría”, y Madame de Sèvigné, otra reumática célebre, llegó a escribir que estaba loca por el romero, que era el “alivio de todas las penas”.
Lo que realmente enamora, es el perfume del romero en el monte. A la vuelta del camino, un claro de luz, encontrar este arbolito criado por el sol amigo del Mediterráneo… esto produce una bonita sensación. Esa elegancia de sus hojas, verdes por encima y cubiertas de una pelusilla plateada por el envés; sus flores azul pálido, casi blancas a veces, con sus dos labios desiguales que parecen cantar la alegría del mundo. Aunque tal vez no hagan sino llamar a las abejas al festín de un néctar digno de dioses. La miel de Narbona está impregnada de olor a romero.
Tintura de Romero para Dolores Reumáticos
Ingredientes:
* Alcohol de farmacia de 96°      1/4 de litro
* Hojas de romero fresco           50 g
* Aceite esencial de lavanda, romero y salvia (optativo)
Preparación: En un bote de cristal que cierre hermético introducimos primeramente las hojitas de romero.
Lo cubrimos totalmente con el alcohol de 96°
Colocamos el bote cerca de una ventana en un lugar cálido, por ejemplo la cocina, durante 9 días.
Hay que removerlo cada día.
Filtrar
Añadir tres gotas esenciales de cada uno de los aceites esenciales mencionados.
Indicaciones:
Esta tintura solo debe de usarse a nivel externo y localmente, es decir en aquellos lugares específicos donde sentimos algún tipo de dolor muscular o reumático.
Nota: es preferible elaborar cantidades pequeñas de tinturas ya que los aceites esenciales volátiles se deterioran con el trascurso del tiempo.
El tiempo máximo que debe de guardarse una tintura es de 2 años aproximadamente.
Publicado en Agua, Antiinflamatorios, Aromaterapia, Cuerpo, Enfermedad, Masaje, Medicina Alternativa, Plantas Medicinales, Reumatismo, Romero. Comentarios desactivados en Tintura de Romero para Dolores Reumáticos