Ayahuasca Medicina Tradicional

El conocimiento ancestral del uso de plantas medicinales en las comunidades tribales de la Amazonía peruana permite, en la actualidad, el acceso a alternativas de curación nuevas para el mundo moderno.

Desde el descubrimiento de América y el intento de conquistar sus pueblos; se iniciaba una negación constante de los aportes culturales del Nuevo Mundo que podían ir en contra de las creencias religiosas que centraban la mirada de la humanidad en ese entonces.

En el caso de la Amazonía Peruana, la dificultad del acceso y su geografía salvaje frustraron el contacto de aquellos grupos con afán de conquista. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

El Milenario Shilajit, un Energizante Natural

El Shilajit, es una planta sagrada con una gran cantidad de propiedades curativas, ya que es muy efectiva para reducir el cansancio y funciona como un energizante natural.

Ésta hierba, crece en los montes Himalaya y contiene ácido fúlvico, un antioxidante natural que ayuda a retardar el envejecimiento de las células, ataca la generación de tumores en el organismo, ayuda a neutralizar toxinas y a mejorar la disponibilidad de minerales dentro del organismo haciéndolos bioactivos y biodisponibles para nuestro cuerpo.  Lee el resto de esta entrada »

Hierbas contra la Depresión

La depresión, es un mal que, en nuestra sociedad contemporánea, marcada por el estrés, la ansiedad y la inseguridad ha ido en aumento vertiginoso.
Para combatirla han surgido diversas alternativas farmacológicas y psicológicas.
En años recientes también ha surgido el interés en las propiedades antidepresivas de algunas plantas medicinales. De hecho existen varias plantas cuya efectividad en casos de depresión ha sido comprobada en diversos estudios científicos. Veamos algunas de éstas.
Continuar la lectura…

Publicado en Depresion, Plantas Medicinales. Comentarios desactivados en Hierbas contra la Depresión

Como superar La Culpa

  • ¿Te has sentido culpable por algo?
  • ¿Haz intentado alguna vez superar este sentimiento?
  • ¿Te preguntaste si puedes lograrlo?
  • ¿Sabes de donde y  por qué lo sentiste?

La culpa es uno de los sentimientos que nuestro ego emplea para condicionarnos, aunque originalmente una creación nuestra, el ego, a medida que vamos otorgándole más y más poder, adquiere lo que podríamos llamar por simplificar cierto grado de autonomía.

Nuestras formaciones mentales, nuestros paradigmas, hábitos y pensamientos matizan nuestra percepción de la realidad, y es desde nuestros sentidos que podemos percibir, clara o distorsionadamente, el papel que desempeñamos en nuestro medio. Es aquí donde el sentimiento de culpa juega un papel importante en la forma de como nos relacionamos con nosotros mismos y con las demas personas….

Difícilmente nosotros mismos, en nuestro sano juicio le daríamos importancia a un sentimiento que no nos beneficie como lo es la culpa, pero y ¿Si pensaramos que no es culpa pero SI responsabilidad, o importancia?. ¿Qué sucede entonces?, el ego rara vez muestra la culpa como tal, trata de disfrazarla haciéndonos sentir importantes o responsables por realizar ciertas acciones, de esta manera la hace parecer importante y nos convence de aceptarla…

Superar la culpa es algo tan sencillo como mantenernos conscientes de nuestro ser interno. Al hacerlo comprendemos mejor el papel que nos toca desempeñar en el medio en el cual nos desenvolvemos y tomamos consciencia de como influimos en nuestro entorno.

Al volvernos conscientes de como funcionan los mecanismos de la culpa y como hemos permitido que nos afecten mientras les permitimos hacerlo, nos damos cuenta que está a nuestro alcance superarlos, y comprendemos que hacerlo es parte de nuestro proceso de crecimiento y fortalecimiento como seres humanos.

Recordemos que no podemos cambiar a las demás personas, pero si podemos cambiarnos a nosotros mismos, y al hacerlo estamos influyendo en un cambio en el medio que nos rodea.

Consideremos también que no es nuestra responsabilidad cambiar a nadie más que a nosotros mismos, pero es sensato respetar sus elecciones.

Un factor que ayuda enormemente en este proceso de liberar la culpa es soltar, SI, al sentirse responsable por esas personas e importante por ayudarles crea un vinculo que de alguna manera les mantiene atados energéticamente.

Libéralos y sentite libre y te liberaras a sí mismo, míralos con compasión, entiende que intentan controlarte por medio de la culpa porque tienen miedo.

Al hacerlo les das la oportunidad de tener sus propias experiencias para crecer.

Manténte alerta, escucha sus palabras, observa sus acciones, se consciente de sus pensamientos, presta atención  a las sutiles formas en las cuales intenta controlarte, o en las que crees que otros lo hacen contigo, el espejo siempre funciona. Todo eso te permitirá estar más consciente de como superarlo.

Como superar sentimientos de culpa

  • Reconozcamos que sentimos culpa y cual es la razon.
  • Aprendamos de la experiencia. Pensemos de donde viene esa culpa. Tal vez es porque no estamos cumpliendo con las expectativas de los demas o realmente hizimos algo malo. He inclusive puede ser que tu te hayas traicionado a ti mismo por haber roto una promesa que te hiciste.
  • Si hiciste algo malo hacia otra persona, puedes solucionarlo. Trata de arreglar el problema, pida disculpas y luego perdonate a ti mismo y siga adeleante.
  • Si la culpa proviene porque no esta cumpliendo alguna expectativa de otra persona. Piense dos veces. Y trabaja en tu autoestima.  No estas en este mundo para complacer a los demas.
  • Utiliza tecnicas para liberarte de la culpa, entre ella una muy efectiva es te expreses y liberes tus emociones, eres una persona muy valiosa…
Publicado en Depresion, Desbloqueos. Comentarios desactivados en Como superar La Culpa

Pasividad y obesidad: dupla de hoy

Desde un punto de vista nutricional: ¿el progreso perjudica a la salud?
Si hablamos de progreso nunca hay perjuicio, pero siempre queremos vivir más y mejor. Tenemos una esperanza de vida larga, pero hay enfermedades degenerativas que nos amargan, otras casi desconocidas hasta 1950 que hoy son muy frecuentes y además han surgido problemas nuevos, como la obesidad.

Pasividad y obesidad: dupla de hoy

Publicado en Depresion, Dieta, Obesidad. Comentarios desactivados en Pasividad y obesidad: dupla de hoy

¿Es la tecnología compatible con el amor?

Dándole vueltas a la velocidad con la que se nos pasan los años a medida que nos hacemos mayores, empecé a pensar que, últimamente, también las cosas cambian aceleradamente a nuestro alrededor. La cultura, los roles, el trabajo, los valores….

La sociedad en la que vivimos se transforma rápidamente; la forma en la que nos relacionamos con la familia, amigos y compañeros de trabajo , con los alimentos, con la naturaleza, con la información  y con nosotros mismos es radicalmente distinta a la que  existía hace tan sólo 50 años.

Leer más:… ¿Es la tecnología compatible con el amor?

Publicado en Depresion, Deseo Sexual, Emocional. Comentarios desactivados en ¿Es la tecnología compatible con el amor?

Envidia: un síntoma de baja autoestima

La envidia es confundida frecuentemente con los celos. La envidia se refiere a sentirse amenazado, por alguien que creemos tiene algo importante para nosotros. Los celos por otro lado, se refieren a sentirse amenazado por un rival con respecto a la persona que amamos. Sentimos envidia porque no nos aceptamos a nosotros mismos, no nos amamos lo suficiente. Ambos la envidia y los celos son emociones tóxicas, sin embargo podemos utilizar estas emociones y transformarlas en saludables. Me gustaría compartir una definición de la envidia muy clara que encontré en Wikipedia:
“La envidia es la emoción que ocurre cuando una persona carece de algunas cualidades con respecto a otra, logros o posesiones, o desea que la otra persona no posea estas cualidades. En la envidia pareciera ser que existe una comparación social que amenaza la autoestima de otra persona: alguien tiene algo que la persona envidiosa no posee”.
Por lo tanto la envidia se refiere a sentirse amenazado por alguien que creemos tiene algo importante para nosotros. Los celos por otro lado se refieren a sentirse amenazado por un rival con respecto a la persona que amamos
La envidia, es considerada pecado capital, ya que genera otras….”situaciones” muy particulares e inherentes al vicio. Se le llama capital por la magnitud, porque rompe con el amor al prójimo que tanto promueve Jesús.
Dante Alighieri en el poema de El Purgatorio, define la envidia como ” Amor por los propios bienes, pervertido al deseo de privar a otros de los suyos”
La envidia es definida por la R.A.E como la tristeza o pesar del bien ajeno y la emulación, deseo de algo que no se posee.
Envidia y baja autoestima
Las personas con baja autoestima siempre se están comparando con los demás. Ellos creen que no tienen buenas cualidades por lo tanto se sienten inferiores a los otros. También sienten que los demás son más importantes que ellos. ¿Alguna vez usted ha sentido envidia? Ciertamente yo he sentido envidia muchas veces. Cuando sentimos envidia tenemos la oportunidad de ser mas conscientes se nuestra baja autoestima. Es una oportunidad de mirar dentro y cuestionarnos por qué la estamos sintiendo.
Sentimos envidia porque no nos aceptamos a nosotros mismos, no nos amamos lo suficiente. Ambos la envidia y los celos son emociones tóxicas, sin embargo podemos utilizar estas emociones y transformarlas en saludables.
Al envidioso no le agrada la felicidad del otro, ni los éxitos que tenga o los bienes que posea y se perfila como la “madre del resentimiento”. Ese deseo que carcome a la persona y que busca que al otro le vaya no sólo peor…sino de la patada… ¡que se dé en la mera crisma en todo su esplendor!
Para poder transformar la envidia en una emoción saludable necesitamos amarnos y respetarnos como somos y estar agradecidos por quien somos, tomando más conciencia que somos dignos e importantes. La envidia como una emoción saludable nos puede ayudar a volvernos mejores personas porque cuando nos damos cuenta que nos sentimos inadecuados al compararnos con otros, este es el momento de aceptarlo. Si usted siente envidia por algo que no tiene, usted puede utilizar esta emoción negativa y transformarla en positiva haciendo algo. Por ejemplo, si siente envidia porque alguien tiene un auto que usted no tiene podemos encarar esta situación de la siguiente manera:
Me gustaría tener ese auto, y preguntarse ¿puedo tenerlo?, luego pensar en diferentes maneras como guardar más dinero, ganar más dinero, etc.
La otra manera sería desear tener ese auto pero no estar dispuesto a hacer nada para tenerlo. En este caso la envidia no sirve porque no estamos dispuestos a hacer lo que se requiere para lograrlo.
Finalmente nos podemos encontrar en la situación de que no podemos hacer nada, que es muy diferente a no estar dispuesto a hacer nada. Entonces podríamos comenzar a sentirnos agradecidos en vez de sentir envidia y sentirnos felices por la otra persona. Si no podemos sentirnos felices significa que no podemos aceptarnos como somos en este momento y estamos tratando de ser otra persona.
Cuando el envidioso (a) desea poseer lo que el otro tiene, su obsesión se traduce a un sentimiento de desagrado por no tener ese “algo”, ya sea material o intelectual. Obstaculiza, murmura, inventa….y planea en lo oculto….se especializa en clavar puñales a tus espaldas. ¡El envidioso envidia hasta lo inferior!
Lo interesante es que el ser envidioso sin quizá saberlo evita su felicidad. La persona se sume en una profunda amargura, y alimenta el deseo de producir el mal….se alegra del mal de otros, de los fracasos, pérdidas o enfermedades.
Visto desde la perspectiva psicológica muestra una peculiaridad, el acto de envidia se disfraza, se oculta y no sólo ante terceros, sino también ante sí mismo… La forma de ocultarla más usual es la negación: se niega ante los demás y ante si mismo el hecho de… ¡sentir envidia!
La envidia revela una deficiencia de la persona, del ser envidioso, que no está dispuesto a admitir. Si el envidioso estuviera dispuesto a saber de sí, a reconocerse, asumiría ante los demás y ante sí mismo sus carencias. Si, el envidioso es una persona llena de muchas carencias, de todo tipo, forma, color y… ¡peso!
La dependencia unidireccional del envidioso respecto del envidiado persiste aún cuando el envidiado haya dejado de existir. Y esta circunstancia –la inexistencia empírica del sujeto envidiado y la persistencia, no obstante, de la envidia respecto de él-descubre el verdadero objeto de la envidia, que no es el bien que posee el envidiado, sino el sujeto que lo posee.
Envidia a todo tren, a todo pulmón, en todos los actos… ¿la ha sentido, experimentado en usted o por otros? Espero que no, de todo corazón. Al final de cuentas, la vida te devuelve como boomerang tus pensamientos, ideas, sentimientos y actos… ¡de pura envidia!
Conclusión
La envidia es una emoción como tantas otras y si podemos tomar conciencia de lo que estamos sintiendo podemos transformarla en una emoción saludable que nos va a ayudar a vivir más felices.
“La envidia es un síntoma de la falta de apreciación de nuestra dignidad. Cada uno de nosotros tiene algo único que dar que otros no tienen”. Autor desconocido
Quien siembra vientos… cosecha tempestades… quien siembra amor… ¡cero envidia!

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Search Tool

Publicado en Ansiedad, Armonizaciones, Depresion, Emocional. Comentarios desactivados en Envidia: un síntoma de baja autoestima